14 nov. 2011

La Bicicleta y la Salud

   

Ya dijimos que montar en bicicleta tiene efectos positivos en la salud y en la forma física. Veamos algunos de los efectos, y es que, ir en bicicleta de forma regular, aunque sólo invirtamos media hora al día, significa estos beneficios para tu cuerpo:
   
- mejora la capacidad pulmonar, y con ello, el funcionamiento del aparato respiratorio

- activa la circulación de la sangre, reduciendo la celulitis y previniendo la aparición de varices

- se fortalece el músculo del corazón y lo hace trabajar de forma equilibrada

- reduce la presión arterial y el colesterol nocivo responsable de la calcificación de los vasos sanguíneos

- reduce el riesgo de infarto en un 50%

- quemamos calorías, eliminando grasa y mejorando forma física

- se suda, y esa transpiración libera toxinas

- da fuerza a los músculos, los tendones y los ligamentos: en las piernas, la zona que más participa en el pedaleo, los músculos se tonifican, y los brazos se fortalecen

- el cerebro se oxigena, por tanto ayuda a disminuir los niveles de estrés y ansiedad y genera una sensación de bienestar

- fortifica el sistema inmunológico, al estimular el aumento de las defensas del organismo

En cuanto a la postura correcta hay que ajustar el sillín a una altura determinada y sentirse cómodo. ‘La rodilla debe permanecer por debajo de la cadera cuando el pedal está arriba y semiflexionada cuando éste está abajo’ indica el bloguero de BiciLenta. Este blog parte de la premisa de usar la bicicleta como transporte, no como mero aparato para practicar deporte. En sus propias palabras:
Se denomina bici lenta (slow bike en inglés) a aquella bicicleta que se utiliza como vehículo para desplazamientos, en contraposición a la bici rápida, aquella utilizada para la práctica deportiva.

2 comentarios:

  1. ¡Buen artículo!
    Gracias por el link ;)

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por los artículos interesantes de tu blog! :)

    ResponderEliminar